“Consideramos injustificable, violenta y un claro abuso del derecho la posición adoptada por el Banco de la Nación Argentina”. Aunque respetuoso y acorde al ámbito democrático donde fue expresado, así de claro y alto fue el tono de la CAM ante la Comisión de Cooperativas, Mutuales y Ong’s de la Cámara de Diputados de la Nación. El enojo con el Banco Nación obedece al intempestivo cierre de cuentas corrientes de mutuales en distintas regiones del país. “¿No sería conveniente que una acción extrema como la que aplica el Banco Nación a las mutuales sea fundamentada en su comunicación; y que para el caso que hubiere errores u omisiones, estas organizaciones puedan corregirlos?”, planteó Alejandro Russo, titular de la Confederación Argentina de Mutualidades, ante los legisladores, entre los que hubo varios que respaldaron las manifestaciones del dirigente mutualista.

 

Reseña de un calvario

Acompañado por varios integrantes del Consejo Directivo de la CAM, Russo llegó el martes 19 de octubre hasta la sede del Congreso nacional por invitación de los diputados María Eugenia Brezzo y Martín Doñate. Allí, tras repasar y destacar la permanente disposición del mutualismo a adaptarse a las reglas que regulan la actividad que desarrolla -muy meneadas los últimos años en el marco del combate al lavado de dinero y financiamiento de actividades ilegales-, el presidente de la Confederación recordó que los inconvenientes de las mutuales con las entidades bancarias no son nuevos, pero contrastó la actitud del Nación con ciertos avances que se habían logrado “Si bien otros bancos privados comenzaron con esta actitud violenta comercialmente hablando, esa situación hoy se detuvo y, en muchos casos, conforme a nuestros registros, esa realidad se fue revirtiendo”, contrastó Russo respecto de lo que pasa con el Banco Nación, ante una sala colmada con la presencia de casi 20 diputados, asesores, periodistas especializados y público.

En la reunión se remarcó que el argumento esgrimido por la entidad bancaria se basa “falazmente” en el artículo 1404 del Código Civil, que otorga esa facultad. “Es un abuso de derecho que cometen enmarcándose en la letra fría del artículo 1404 y seguramente contradiciendo el espíritu del legislador que lo impulsó, ya que esa atribución estaba dada como una medida extrema, o de fuerza mayor, y no para ser utilizada de forma arbitraria como un arma, para que Asociaciones Mutuales y Cooperativas tengan que dejar de prestar servicios fundamentalmente en donde el Estado y el sector privado, por distintos motivos, no pueden hacerlo”, repudió Russo “Nos preocupa enormemente el estado de vulnerabilidad al que nos lleva el Banco Nación. Pareciera ser que desconoce que con el cierre de una cuenta corriente bancaria está llevando prácticamente al cierre de las puertas de las mutuales, fundamentalmente en el interior del interior del país”, subrayó.

“Esta decisión nos hace incurrir primero en un incumplimiento de la ley de mutualidades 20.321, puntualmente de su artículo 28, que nos obliga a que todos los fondos de las entidades mutuales tengan que estar depositados en entidades bancarias. Y en segundo lugar, y no menos importante, desobedece a la norma 25.345, la Ley Antievasión, que establece que todo pago superior a 1000 pesos debe hacerse por sistema bancario”, añadió.

 

Gestiones o juicios

Russo dio cuenta además de las distintas gestiones que la CAM realiza ante autoridades del Banco Nación. Y advirtió que de no lograrse resultados positivos, se extenderán las acciones judiciales en defensa de las cuentas de las mutuales.

De las gestiones en pos de un entendimiento que revierta la lamentable situación participa también activamente el presidente del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES), Marcelo Collomb, quien llegó a reunirse con el titular del Nación, Carlos Melconian.

En la Cámara de Diputados, en tanto, en la reunión del 19 de octubre los legisladores Martín Doñate, María Eugenia Brezzo, Soledad Carrizo, Héctor Daher y Carlos Castagneto se mostraron solidarios ante la problemática planteada. Doñate, presidente de la Comisión de Cooperativas, Mutuales y Ong’s, asumió el compromiso de impulsar un pedido de informes y solicitar una audiencia de diputados y dirigentes mutualistas con el titular del Banco Nación.

“¿Para mantener una relación comercial con el banco de todos los argentinos es necesario vernos en la obligación de hacerle un juicio? ¿Se puede construir una relación a futuro de esa manera?”, interpeló Russo. Los interrogantes quedaron flotando en el aire del Congreso. 

El Mutualismo argentino dio una nueva muestra de su compromiso más allá de las fronteras nacionales. Fue a través de la activa participación en la Asamblea General de la Alianza del Mutualismo de América (AMA) 2016, llevada a cabo el 26 de octubre en Montevideo. "Estamos dando desde Argentina un apoyo sumamente importante no solamente en el plano enunciativo, sino también en el plano del trabajo, en el plano de la praxis. Y vamos a trabajar en la visibilidad nacional como en la visibilidad internacional”, destacó Alejandro Russo, titular de la CAM, luego del cónclave en el que resultó electo vicepresidente primero de AMA. Desde esa función y junto con el vicepresidente segundo Thomas Álvarez, de la Unión de Mutuales de Uruguay (UMU), el dirigente argentino acompañará la gestión encabezada por la presidenta Elisa Carolina Torrenegra, de la entidad colombiana Gestar Salud. Además de Russo, otros nueve dirigentes argentinos ocuparán cargos en el Consejo Directivo electo para el período 2016-2019.

En la Memoria presentada y aprobada en la asamblea, se redactó un párrafo que vale como resumen de lo discutido en la máxima instancia deliberativa de AMA: “Nuestro mundo está organizado en tres poderes: político, económico y social, y nuestro poder está en lo social; en la entrega, en el servicio. Pero de una manera callada y soslayada, los otros dos poderes lo observan y lo siguen, y algunas veces por despertar envidias, ese Poder Social es sujeto de avatares que nos hacen tambalear o como mínimo, balancearnos en el tiempo; pero lo que debe lograr es despertarnos, hacernos reaccionar, hacernos salir de nuestra comodidad y hacernos sentir que no estamos solos”. 

En el marco de la asamblea, se rindió homenaje a Néstor Sarría y Julio Rappa, fundadores de la entidad, quienes fallecieran recientemente. Y después se realizó la primera reunión ordinaria de las nuevas autoridades, que resolvieron temas de agenda y aprobaron las solicitudes de afiliación de la Federación Mutualista de la Provincia de La Pampa (FEMULPA), la Federación Chaqueña de Mutuales (FECHAMU) y la Federación de Entidades Mutualistas de la Provincia de Jujuy (FEMUJ), todas ellas de Argentina.