Unificar la voz de las Mutuales con captación de fondos que funcionan de acuerdo con las normas legales y con los valores del Mutualismo. Así puede resumirse el objetivo principal de la Mesa Permanente del Servicio de Ayuda Económica, conformada en el mes de octubre en una reunión en la sede de la Femsafé en Rosario, con la presencia de Alejandro Russo, titular de la Confederación Argentina de Mutualidades (CAM), que de inmediato dio aval institucional a la iniciativa.

La conformación de la Mesa es fruto del intenso trajinar por bancos y organismos oficiales de referentes de distintas federaciones que agrupan a entidades con servicio de ayuda económica. En los encuentros que se daban en esos ámbitos, maduró la idea de avanzar en la unificación de la voz de las entidades que comparten problemáticas similares. “No puede ser que cada uno discuta por su lado, esto nos debilita como Movimiento”, se evaluó. Y desde la FEMSAFÉ se tomó la iniciativa de convocar a un encuentro para abordar específicamente el modo de dar forma a esa unidad, necesaria para una actividad acosada por permanentes cambios y contradicciones en las reglas de juego, perseguida por bancos que cierran cuentas sin explicaciones válidas y desprestigiada por minúsculo grupos que utilizan la figura de las mutuales para prácticas usurarias e ilegales.

 

 

Encuentro en Rosario

 Así fue que se sucedieron los llamados y las invitaciones, tarea que realizaron principalmente los dirigentes de la Federación Marcelo Bloch y Ricardo Zimaro, que se cuentan entre los que más vínculos estrecharon con referentes de otras federaciones, con los que en los últimos meses compartieron reuniones y gestiones ante directivos de bancos y funcionarios de distintos organismos. 

Finalmente, el 13 de octubre llegaron hasta Rosario más de veinte dirigentes, representantes de la Federación Santafesina de Mutuales Brigadier López de Santa Fe, la Federación Provincial de Mutualidades de Córdoba (FEMUCOR), la Federación Entrerriana de Entidades Mutuales “General Francisco Pancho Ramírez” (FEDEM) y la Federación Instituto de Ayuda Económica Mutual (IAEM). Todas ellas junto con la anfitriona FEMSAFÉ, aglutinan a más del 80 por ciento de las mutuales con captación de fondos de todo el país; y en aquella jornada sus dirigentes resolvieron la conformación de la Mesa, proyectada desde el seno de la CAM al plano nacional y con próxima reunión ya prevista para el 24 de noviembre próximo.

La relación con los bancos, con la UIF y con el Banco Central de la República Argentina, más la cuestión del impuesto a los débitos, se sitúan al frente de la agenda de la flamante Mesa, que con su conformación consolida toda esa tarea constante del Movimiento Mutualista para defender y mejorar su actividad, salpicada y afectada por los inescrupulosos que se valen de la figura de una mutual para constituir las llamadas “cuevas” financieras, eludir las normas y enriquecerse.

  

“Queremos que nos fiscalicen”

El afán por separar la paja del trigo llega al punto de que sean los propios dirigentes mutualistas los que exijan un incremento del control por parte del Estado, sobre todo a través del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES), organismo que regula a mutuales y cooperativas de distinto tipo. “Una de las resoluciones acordadas en la Mesa es pedir al INAES que tenga bien organizado su cuerpo de inspectores para fiscalizar. Queremos que nos fiscalicen para poder mostrar a todos que estamos haciendo las cosas bien; y hoy no están ni la estructura ni el presupuesto para la fiscalización. Esto no es por desidia de las autoridades actuales, es algo que se arrastra desde hace muchos años”, informó Marcelo Bloch. “Si no avanzamos con la fiscalización, pagamos todos lo que hacen las cuevas. Lo que queremos es que las mutuales genuinas estén al frente del Movimiento y que las cuevas desaparezcan”, enfatizó el dirigente de la FEMSAFÉ.