Acceso a la web.

Tras participar en el Encuentro Nacional en Santa Fe el año pasado, la "rama femenina" de la Federación reafirmó compromisos y delineó los ejes del trabajo a desarrollar en los próximos meses.
Una delegación se sumó a la marcha del 8 de marzo en Rosario.

“Nuestra aspiración es poder formar una comisión, por ahora somos un equipo promotor de la participación de las mujeres en el sector mutualista y logramos establecer una agenda de trabajo”. Esa fue la síntesis de la reunión en la tarde más que tórrida del pasado 2 de marzo, cuando unas veinte portavoces de otras tantas mutuales se reunieron para fortalecer el nuevo espacio en el seno de la FEMSAFÉ. El embrión se viene gestando desde hace tiempo, pero el ll Encuentro Anual celebrado el año pasado en Santa Fe fecundó la iniciativa. 
“El año pasado conformamos un grupo promotor para convocar a las mujeres mutualistas”, explicaron satisfechas Sandra Campetella, Daniela Corbella y Roxana Espinosa, al finalizar la reunión que ofició de génesis de la agenda con la que vienen soñando. No faltaron café y masitas en el ámbito acogedor de sede rosarina de Urquiza 1970, que las asistentes se esmeraron en destacar; ni tampoco la bienvenida de la dirigencia, que estuvo a cargo del presidente de la Federación, Víctor Rossetti.
“Ustedes enriquecerán al movimiento mutual, necesitamos tener nuevas ideas en los órganos directivos”, dijo el dirigente. Y sinceró estigmas y viejos roles: “En otras épocas no lo hemos interpretado, los gringos tenían otros concepto de la participación de la mujer, hoy pensamos diferente y las necesitamos”. Casi no hace falta aclarar que el mutualismo está colonizado por hombres en las fases dirigenciales, pero con un sustrato donde las mujeres “conocen en profundidad los problemas de nuestras organizaciones”. Es esa participación operativa y eficaz la que ahora busca un lugar con cuño propio. Un espacio oficial en el organigrama de estas asociaciones, que curiosamente, enuncian valores que las mujeres encabezaron a lo largo de la historia.
“Esto nos va a enriquecer, formaremos un grupo humano para trabajar en forma conjunta y no un movimiento machista”, explicó Rossetti en las palabras de apertura. Y agregó que el grupo y la agenda que de allí surgiera, cuenta con “todo el apoyo de la Comisión Directiva”.
Claro que mientras esto sucedía, era imposible pasar por alto la sincronía con el contexto social donde miles de organizaciones y espacios anunciaban una movilización internacional para dejar sentado, el 8 de marzo, cómo se ganan las batallas por los derechos. Coincidencia o no, el tema también formó parte de la agenda del encuentro.
 
Capacitadas para actuar
A la reunión fueron convocadas dirigentes, directivas, funcionarias, profesionales y asociadas a las mutuales federadas, con dos ejes de máxima: considerar las conclusiones del último Encuentro Anual y Nacional de Mujeres Mutualistas e impulsar la actividad de la Junta Promotora a fin de armar el cronograma de trabajo para 2017. 
Fue la lectura de las conclusiones del Encuentro, celebrado a fines de octubre del año pasado, la piedra de toque para que comenzara la ronda de testimonios y experiencias. La mayoría de las presentes había sido de la partida y tenían mucho para contar y reflexionar; los talleres sobre violencia de género de los que participaron en esa ocasión, coparon la parada. Lejos, fue uno de los temas que hizo foco en el interés de las mutualistas. 
En este marco las asistentes aportaron diferentes testimonios sobre la situación de las comunidades pequeñas, donde no pocas veces las mujeres no pueden hacer visible la violencia que sufren. “Es importante que les brindemos información”, aseguraron; y propusieron concentrarla en las entidades mutualistas para desde allí poder asesorarlas.
Pero sin dudas la capacitación en mutualismo se llevó el interés general del encuentro. “Que sea uno de los objetivos de este año”, propusieron las asistentes, afinando así uno de los propósitos: construir la agenda de trabajo y acción. Entre las propuestas también estuvo la promoción de “la economía solidaria, sobre todo en estos momentos”.
En distintas rondas de exposiciones, las mujeres fueron desarrollando esta demanda y ampliando sus alcances. Así asumieron un camino ineludible: informarse para estar capacitadas y así poder participar. Todas querían conocer de primera mano el testimonio de las mujeres que llevaban años en el mutualismo y Graciela Pellegrini, con tres décadas en la brecha, recogió el guante. Se encargará de trasmitir sus experiencias a cargo de la gerencia de la Sociedad Italiana de Wheelgrith.
Una vez sentadas las prioridades de capacitación (mutualismo, violencia de género y derechos humanos), el grupo formalizó su metodología de trabajo: serán reuniones mensuales, los segundos lunes a las 17. También acordaron un grupo de correo electrónico y que las primeras exposiciones estén a cargo de un equipo interdisciplinario de la propia Junta Promotora, antes de comenzar a desagregar áreas especiales.
Las propuestas cerraron con el tema de la semana: participar como Mujeres Mutualistas en la movilización internacional del 8 de marzo, cuando de 12 a 15 las mujeres de más de 30 países detendrán sus actividades para hacer visibles sus derechos. De la importancia del tema da cuenta el saludo de despedida: “Chau chicas, nos vemos el miércoles (8 de marzo)”.

 

 

Primer paso
“A partir del año pasado formamos la Junta Promotora para convocar a las mujeres mutualistas de la Federación”, explicaron Campetella, Corbella y Espinosa, encargadas de coordinar el espacio que, confían, dará origen a una comisión para formalizar la participación. Y dejaron sentado que si bien el ámbito formal aún no existe, la entidad local siempre dio lugar a las mujeres.
¿Cuándo comenzó este movimiento participativo? “En 2015, es muy joven en las Federaciones; la FEMSAFÉ se está aggiornando y creando y fomentando nuestra tarea”, explicaron las portavoces de la Junta Promotora. A modo de referencia vale repasar que sólo el 18 por ciento de los cargos directivos en el Mutualismo argentino son ocupados por mujeres, que presiden 4 de las 37 federaciones que integran la Confederación Argentina de Mutualidades (CAM).
El dato se conoció en el último Encuentro de Mujeres Mutualistas, que organizó la ciudad de Santa Fe. El próximo será en La Pampa y Rosario espera su turno, pero una condición es tener creada la Comisión. ¿Cuál será su incumbencia?: “Trabajar y preocuparse en los temas institucionales pero sin abandonar la problemática de la mujer en la sociedad”.
“Hoy hay escasa representatividad de mujeres en el sector de primer grado (las mutuales), ese será nuestro primer desafío”, aseguraron sobre el paso inicial en el camino de la dirigencia mutualista. El porcentual de participación en Junta Fiscalizadora y Consejo Directivo en la provincia de Santa Fe les da la razón, con apenas un 11 por ciento.